twitterfacebook

Loading
}
HISTORIA DEL DEPARTAMENTO DE SUELOS

Dpto. Suelos

México, a través de su historia, ha mostrado una amplia tradición en el conocimiento del suelo. Se sabe de culturas que ya habían desaparecido a la llegada de los españoles como la Olmeca y la Maya en el sureste de la República, y que habían alcanzado un alto grado de desarrollo cultural gracias a la sistematización de sus conocimientos sobre la agricultura y principalmente al conocimiento del suelo tales como:

  • Kankab: Suelos delgados o profundos, rojos o café rojizo.
  • Akalché: Suelos negros y arcillosos que ocupan las zonas bajas, se inundan en la época de lluvias; aptos para cultivos como el arroz y la caña de azúcar.
  • Tackel: Material madre calizo, o cárstico que aflora y muestra intercalados acumulaciones de suelos de buena fertilidad.
  • Yaax-hom y Yaax-ix: Suelos ricos en materia orgánica, cafés rojizos y grisáceos, con subsuelo amarillo y ligeros procesos de gleización.
  • Tzequel: Suelos delgados y pedregosos con escasa materia orgánica; de color café claro a rojo oscuro; poco aptos para la agricultura.

Otras culturas como la Tolteca y la Azteca tenían toda una nomenclatura para referirse a las características físicas y químicas de los suelos, el Ing. Mario Villada menciona en su "Estudio de los Suelos de la República" a algunos de sus términos tales como:

  • Xail: Arena
  • Tlazotlali: Migajones
  • Tlacoztli: Migajón arcilloso arenoso
  • Chauitl o Zoquitl: Arcilla
  • Zoquitlalli: Material suelos arcillosos
  • Tepetlali: Tepetatoso
  • Teticilatli: Pedregoso
  • Tequesquitl: Salitroso

Otras culturas como la Zapoteca en Oaxaca, la Tlaxcalteca y la Acolhua en Texcoco, desarrollaron prácticas de conservación de suelos a través de la construcción de terrazas de las cuales aún es posible observar sus vestigios en Monte Albán, Oax., y en el Cerro de Tezcutzingo en Texcoco, Edo. de México.

También los pueblos de Acolman, Chalco y Xochimilco tenían conocimientos sobre los suelos; recientemente se ha descubierto que los Mayas y los Olmecas desarrollaron los sistemas de subirrigación a través del uso de chinampas, técnicas que asombró a los europeos, como lo cita el Dr. Roberto Martínez, en su evolución de la investigación de suelos en México.
Durante la conquista, los españoles eliminaron prácticamente la tecnología madre e implantaron la que trajeron de Europa, situación que persistió durante casi cuatro siglos.
Breve historia de la Edafología

La historia moderna de la Edafología en México, se remonta a principios de este siglo y algunos edafólogos destacados como lo son el Ing. Enrique Espinosa Vicente, el Prof. Mariano Villegas Soto, el M.C. Mario Macías Villada y el Dr. Roberto Nuñez Escobar, entre otros, hacen referencia a que cuando después de trasladarse La Escuela Nacional de Agricultura y establecerse en Chapingo, los laboratorios de esa época eran los de Suelos, Química, Mineralogía, Física y Topografía; entre los profesores destacan Antonio Suárez, Mancilla y Fío, José Guadalupe Aguilera, Máximo E. Morales y León Fourton.

En 1926 al término de la revolución y con la inquietud de que México desarrollara su propia tecnología, se creó la Comisión Nacional de Irrigación en 1927; esta comisión formó su departamento agronómico el cual inició estudios sistemáticos de suelos.
A raíz de esto se acordó celebrar en 1928 el Primer Colegio Agrológico en la Villa de Meoqui, en el Edo. de Chihuahua, con el objeto de elaborar estudios de suelos y análisis físicos y químicos, para adiestrar a los jóvenes agrónomos en la ciencia del suelo.

Historia del DEIS en Suelos
En enero de 1929, cinco meses después de ese evento, el Ing. Manuel Meza Andrac es nombrado Director de la ENA y en acatamiento a sus propias recomendaciones trató de establecer la especialidad de Suelos; no fue posible debido a la falta de técnicos especializados en Agrología para formar el cuerpo de profesores. En este sentido, los ingenieros agrónomos que trabajaban en la Comisión Nacional del Irrigación se formaron y prepararon solos y después enseñaron a otros sus conocimientos acerca de la ciencia del suelo.

Después de 1929, parece que no hubo ningún otro intento de establecer la especialidad de Suelos sino hasta 1948 y 1950, pero también sin éxito. Sin embargo, " la Especialidad de Suelos" era una necesidad, pero su establecimiento tuvo que seguir lentos procesos y se cree que la idea y el propósito renacieron durante la época en la que el Ing. Mariano Villegas Soto funge como ayudante del maestro León Fourton en la materia denominada Física y Química Agrícolas. Esta creencia se fortalece cuando el Ing. Mariano Villegas Soto emprende estudios de maestría en suelos en la Universidad de Cornell, E. U. A.; por su cuenta en 1940-1941 y después becado por la Fundación Rockefeller en 1944-1945. Es sin duda el primer postgraduado en suelos con que contaba en aquel tiempo La Escuela Nacional de Agricultura (ENA) dentro de su profesorado, pero es indudable también que con esas bases el maestro Villegas Soto renueva con más vigor su propósito de establecer la especialización de suelos en La ENA. Con esas condiciones continúa su labor con tesón inquebrantable, haciendo planes y proyectos, buscando y propiciando oportunidades que aprovecha en bien de la idea. Como es natural encuentra entusiastas seguidores pero también tropieza con ideas contrarias.

En este proceso se llegó al período de 1953-1956, siendo director de la ENA el Ing. Humberto Ortega Cattaneo, donde un grupo de profesores y alumnos plantea la necesidad de introducir mejoras académicas y administrativas en La ENA, entre ellas la creación del Colegio de Postgraduados y la de ocho departamentos de enseñanza e investigación, siendo uno de ellos, el de física y química de suelos.

Los debates sobre estas inquietudes condujeron al acuerdo del H. Consejo Directivo de La ENA el 29 de noviembre de 1954 aprobando la creación de sólo las tres primeras unidades de investigación científicas con la denominación de Suelos, Fitotecnia y Parasitología.

En esta forma quedó constituido el Departamento de Enseñanza e investigación de Suelos en 1954, año de la conmemoración del centenario de la fundación de la ENA, siendo director el Ing. Humberto Ortega Cattaneo. El primer jefe del Departamento fue el Ing. Mariano Villegas Soto.

Como puede apreciarse, así quedo constituido el Departamento de Suelos, pero no la especialidad, aunque como consecuencia, se fueron mejorando y enriqueciendo los planes de estudios en el curso de los años siguientes hasta llegar al año de 1957 en el que siendo Director de la Escuela Nacional de Agricultura el Ing. Jesús Muñoz Vázquez, se establecen los ocho departamentos de enseñanza e investigación siguientes: Bosques, Economía Agrícola, Fitotecnia, Industrias Agrícolas, Irrigación, Parasitología Agrícola, Suelos y Zootecnia; integrándose la Comisión Técnica con todos los Jefes de Departamento, bajo cuya responsabilidad quedó la marcha y mejoramiento académico de los departamentos de enseñanza e investigación.

Dentro de esta organización quedó constituida, como sucedió correlativamente en los otros departamentos, la carrera de Ingeniero Agrónomo de la Especialidad de Suelos, la que comenzó a impartirse en el año de 1955 con las generaciones 1954-1960 y 1955-1961, formándose el 4º y 5º años de la especialidad.

En esta forma se satisface, 30 años después, la recomendación que hizo la Comisión de Resoluciones del primer Colegio Agrológico de la Villa de Meoqui, Chihuahua, en 1928, y así culminan también los esfuerzos del Ing. Mariano Villegas Soto, por tanto tiempo empeñados.

El Ing. Mariano Villegas Soto es reconfirmado como Jefe del Departamento de Suelos para convertirse así en el primer jefe de esa especialidad. En 1959, al formarse el Colegio de Postgraduados y a instancias del entonces director de La ENA, Ing. Jesús Núñez Vázquez, el maestro Villegas Soto pasó a la Rama de Suelos del C. P. como profesor.

El M.C. Nicolás Aguilera Herrera, al sustituir al Ing. Villegas Soto, se convirtió en el segundo Jefe del Departamento de Suelos; durante su periodo se consolidó la Especialidad de Suelos dentro de la ENA. También al Maestro Aguilera Herrera se le atribuye el honor de haber sido oficialmente el primer Presidente de la Rama de Suelos del CP, de 1959 a 1965 ejerció ambos puestos, a excepción del período 1961-1963, en el que el Ing. Enrique Espinoza Vicente, Director de La ENA , nombró como Jefe del Departamento a el Ing. Donaciano Ojeda Ortega.

Durante el período de 1959 a 1970, tanto la Rama de Suelos del CP como el Departamento de Suelos de la ENA, estuvieron prácticamente fusionados; los profesores daban clases indistintamente a los niveles de licenciatura y postgrado, entre ellos cabe destacar al Maestro Alfredo Echegaray Alemán, Huberto Quiñones Garza, Roberto Núñez Escobar, Ramón Fernández González, Ma. Luisa Ortega, Enrique Ortega Torres, Gabriel Valdovinos de la Peña, Nicolás Aguilera Herrera y Mariano Villegas Soto, entre otros.

Al término del periodo del maestro Nicolás Aguilera como Jefe del Departamento y Presidente de la Rama de Suelos respectivamente, le sucedió en el Cargo el Dr. Ramón Fernández González quien también ocupó los dos cargos. Durante el periodo del Dr. Fernández se revisó y actualizó el plan de estudios, se crearon nuevas materias y se desecharon otras. Se incremento la población estudiantil, se ampliaron los laboratorios y se dio particular importancia a las prácticas de campo. Posteriormente el Dr. Roberto Núñez Escobar sustituyó al Dr. Ramón Fernández en ambos puestos y es en esta etapa de 1967 a 1970, que se suceden una serie de acontecimientos a nivel nacional y a nivel interno de La ENA, tales como el movimiento de las Escuelas de Agricultura, motivado por los sucesos de 1967 en la Escuela Superior de Agricultura Hermanos Escobar que como última consecuencia trajo la creación de la especialidad de Zonas áridas.

En 1968 se da el movimiento estudiantil a nivel nacional y se cierra la ENA durante medio año. Al inicio de labores en 1969 se inician una serie de discusiones, análisis y asambleas en el seno de La ENA y se decide sobre la conveniencia de separar al CP de La ENA. En 1970, debido al crecimiento del Departamento y de la Rama de Suelos del CP así como razones de tipo administrativo, se consideró pertinente que se separaran las funciones que hasta esa fecha ejercía una sola persona como jefe de ambas dependencias. A partir de entonces el Departamento de Suelos de la ENA se independiza de la Rama de Suelos del CP.

Cabe hacer mención que durante el período del Dr. Núñez se consolidaron los cambios al plan de estudios, se sentaron las bases para el establecimiento de los reglamentos internos y se mejoraron los programas de cada materia.

Al iniciar actividades académicas el Departamento de Suelos, no contaba con un edificio, por lo que hubo necesidad de alojarse en parte de las instalaciones de la Preparatoria Agrícola y parte de las instalaciones de la Rama de Suelos del CP.

El Ing. Fidel Barreto Vargas, fue egresado de la primera generación de Suelos y sustituyó al Dr. Roberto Núñez Escobar en la Jefatura del propio Departamento.

Una de las primeras necesidades encontradas durante su administración fue la falta de un edificio propio para la especialidad y plantea su construcción. Otro problema fue que el personal docente del Departamento sólo contaba con dos plazas de tiempo completo que eran la del Jefe del Departamento y la de la Profa. Graciela Tavera que colaboraba en el curso de Física de Suelos, además de una plaza de tiempo parcial que ocupaba el Prof. Antonio Flores Díaz. Para subsanar estas deficiencias, se propuso solicitar plazas de tiempo completo y de tiempo parcial.

Por razones de salud, el Ing. Barreto Vargas no pudo continuar al frente del Departamento, retirándose a los pocos meses, siendo sustituido por el Ing. Marco Antonio Valenzuela quien tuvo que enfrentar los mismos problemas de sus antecesores. Para solventar el aspecto docente consiguió cinco plazas de tiempo completo que fueron ocupadas por el Ing. Omar Arana Muñoz, Jorge Dutch Gary, Moroido Nery G. Navarrete Ortegón, la plaza de tiempo parcial del Prof. Flores Díaz se cambio por una de tiempo completo; se gestionaron plazas de tiempo parcial para satisfacer las necesidades de los cuatro grupos que en ese entonces (1972-1974) integraban el Departamento (70 alumnos). Se plantea nuevamente dentro del Consejo Departamental de Suelos y ante el Director de La ENA, Gilberto Palacios de la Rosa, la necesidad de contar con un edificio propio, quien propuso que se hiciera el estudio respectivo.

El Ing. Valenzuela fue sustituido en el cargo por el Dr. Enrique Ortega Torres (+) quien como punto importante de su gestión fue la colocación de la primera piedra e inicio de la construcción del futuro edificio de Suelos. Por razones presupuestales la obra iniciada quedó inconclusa. Para ese entonces creció la población estudiantil y se acrecentaron los problemas de espacio, lo que obligó a que el Consejo Universitario interviniera asignando un presupuesto de un millón de pesos a fines de 1977 para la continuación de la construcción del edificio.

En 1978 se consiguieron otros tres millones de pesos para continuar el proyecto del edificio de Suelos alcanzando únicamente para la construcción de aulas de la parte oriente. En ese año se eligió al Ing. Lorenzo Aceves Navarro para ocupar la Jefatura del Departamento, durante su periodo consiguió 15 millones de pesos para continuar la obra.

El 30 de Junio de 1981, siendo Jefe del Departamento el Ing. Jorge L. Tovar Salinas, el Rector de la UACh , Ing. Rogelio Posadas del Río, gira instrucciones al Jefe del Departamento de Proyectos y Construcciones de la misma para ejecutar la continuación de las obras de construcción del edificio de Suelos.

De 1982 a 1985, el Ing. Nicolás Cerda Ruiz, asume la Dirección del Departamento. En este periodo el profesorado y el personal administrativo en su totalidad se traslada al nuevo edificio, cuando el avance de las obras de construcción del inmueble se encontraba en un 90% aproximadamente. En este periodo se consolida el DEIS en Suelos, ya que se duplica la matrícula de estudiantes, teniéndose dos grupos por generación, lo que obligó la contratación de los mejores egresados del Departamento como Técnicos Académicos que posteriormente ingresaron a un programa de formación académica para docentes. Se concluyó la construcción del Edificio de Suelos en diciembre de 1985 y se equiparon laboratorios y aulas. Se dio inicio a la propuesta para la creación de la División de Ingeniería Agrícola con aceptación de tres H. Consejos Departamentales, participando los Departamentos de Irrigación e Ingeniería Mecánica Agrícola. Se establece en ése periodo de gestión el proyecto para generar “Recursos Propios” del Departamento a través del Laboratorio de Servicio para análisis de aguas, suelos y plantas.

De 1985 a 1988, el Ing. Juan Francisco Tah Iuit, fue Jefe del DEIS en Suelos. En este periodo se lleva a cabo un convenio con PEMEX, para la realización de un estudio sobre tipos, clases y fertilidad de suelos en el “Centro demostrativo de Coexistencia Armónica Dos Bocas”. Por acuerdo del Consejo Departamental del DEIS el 12 de marzo de 1987, los “Viajes de Estudio” cambian de nombre a “Prácticas de la Ciencia del Suelo I, II, III, y IV”, como una nueva materia curricular. Se fortaleció el equipamiento de laboratorios. Se instaló la biblioteca y se adquirió un acervo importante de publicaciones; se estableció un boletín informativo mensual. Se inició la estandarización de métodos del Laboratorio de Servicio y se realizó el diagnóstico de la Especialidad de Suelos basado en el perfil del egresado. Se presenta la primera propuesta de Reglamento del DEIS.

El 23 de Septiembre de 1988, se lleva a cabo la presentación formal como nuevo Jefe del DEIS al Dr. José Feliciano Ruiz Figueroa, electo el 8 de septiembre del mismo año y sustituyendo al Ing. Juan Fco. Tah Iuit, quien había presentado su renuncia al cargo. Durante su gestión, se inaugura el museo de geología, develándose una placa conmemorativa con el nombre de “Museo de Geología Dr. José Guadalupe Aguilera Serrano”; se inaugura el “Primer Encuentro Nacional de Estudiantes de la Ciencia del Suelo”. El 18 de septiembre de 1990, se envían ejemplares al Presidente del H. Consejo Universitario y a los jefes de DEIS, de la “Propuesta para la Creación del DEIS en Ingeniería del Manejo De Recursos Naturales Renovables” (nombre original que se le dio inicialmente a la nueva carrera), con el objeto de que se realizaran los análisis respectivos y adecuaciones pertinentes para su implementación en la UACh ; fue así como el 23 de enero de 1992, se presenta, en la sala de Directores de Rectoría, el proyecto de la nueva licenciatura del DEIS en Suelos: “Ingeniería en la Planeación y Manejo de lo Recursos Naturales”. Se continuó desarrollando el proyecto de la División de Ingeniería Agrícola. Siendo Subdirector Administrativo del DEIS el Ing. Nicolás Cerda Ruíz, se concluye el tercer nivel del edificio de Suelos que había quedado pendiente; se complementa el equipamiento de laboratorios y en el CEDOC. Se establece también el convenio de colaboración con la Sociedad Mexicana de la Ciencia del Suelo.

El 3 de febrero de 1992, es electo el Ing. Francisco Rodríguez Neave. Durante su gestión, el 12 de julio de 1993 se aprueba la carrera de Licenciatura en “Ingeniería en Planeación y Manejo de los Recursos Naturales Renovables (IPMRNR)” (Nombre final que se le dio a la nueva carrera), a iniciarse en agosto de 1994. En este periodo de gestión el Departamento de Suelos participó activamente en la organización del XV Congreso Mundial de la Ciencia del Suelo; en colaboración con la Universidad de Trent de Canadá, La UACh, a través del Departamento de Suelos se planteó el proyecto denominado INSTRUCT ante la Agencia Internacional de Desarrollo Canadiense.

El 1 de febrero de 1995, se toma la protesta del Ing. Carlos Fernando Ureña Castellano como Jefe electo de Suelos. Durante su gestión se logró el registro oficial de la Carrera de IPMRNR ante la Dirección General de Profesiones. En Septiembre se forma la “Comisión de Reestructuración Académica del Departamento de Suelos”, que contempla el análisis, evaluación y definición del plan de estudios y los programas de los cursos de las dos especialidades del DEIS: Ingeniero Agrónomo Especialista en Suelos (IAES) y de Ingeniería en Planeación y Manejo de los Recursos Naturales Renovables (IPMRNR); se incorporaron 6 cursos de inglés a IAES y se organizó académica y administrativamente a IPMRNR. Se estableció la videoteca del Departamento, se obtuvo información del Servicio Metereológico Nacional, se conectó a Internet; se aumentó el acervo bibliográfico para las dos carreras. Se creó el Programa Nacional de Investigación: Evaluación, Conservación y Rehabilitación de Tierras, se descentralizó el servicio social de la UACh en Suelos; se actualizaron y se incorporaron los métodos de análisis utilizados en el Laboratorio de Servicio. Se consiguió para el Departamento el edificio del Laboratorio de Botánica y una sección de invernaderos que liberó el Colegio de Postgraduados. Se desarrolló el proyecto de “Norma Oficial Mexicana de Procedimientos de Análisis y Certificación de Laboratorios” ante la SEMARNAT y se tiene participación como Consejero Nacional suplente en el Consejo Consultivo Nacional para la Restauración y Conservación de Suelos. Se adquirieron computadoras para el Laboratorio de Cómputo, Laboratorio de Percepción Remota, Biblioteca, CEDOC y Administración del Departamento. En junio de 1996 se elaboró el proyecto “Propuesta de Reestructuración Académica del Departamento de Suelos” y el 4 de septiembre del mismo año, en asamblea departamental presidida por el Jefe del DEIS, es aprobado el logotipo oficial de la carrera IPMRNR, cuyo autor fue Juan Antonio Vera González, alumno de la carrera mencionada.

El 1 de febrero de 1998. Es electo como Jefe del Departamento de Suelos el M.C. Jesús David Gómez Díaz; en su periodo se llevó a cabo el reacondicionamiento del Laboratorio Central Universitario, se diseñó un sistema para llevar a cabo la contabilidad de los recursos financieros del Departamento, se adquirió un fotomicroscopio, computadoras, conductivímetros, concentradores, entre otros. El H. Consejo Departamental aprobó las adecuaciones al Plan de Estudios de la Carrera de IPMRNR. Por indicaciones del H. Consejo Universitario, se realizó la auditoría académica a los programas de asignaturas de las carreras de IAES e IPMRNR.

El 1 de febrero de 2001 es nombrado como Jefe electo del Departamento al M. C. José Guadalupe Ruiz Salazar. En su gestión las actividades más importantes fueron las siguientes: Se firmaron los convenios para la evaluación del Programa de Conservación y Rehabilitación de Áreas de Temporal de 13 Distritos de Temporal Tecnificado de la Comisión Nacional del Agua. Se logró la asignación de 5 hectáreas de terreno para un campo experimental y de proyectos productivos; se adquirió equipo para el Laboratorio Central Universitario por un monto de $ 500,000 pesos. La vinculación hacia el exterior de la Institución fue la siguiente: Establecimiento de un convenio de colaboración con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), mediante el cual se consiguió financiamiento para pagar el primer diplomado en Manejo Integral de Cuencas Hidrográficas; establecimiento de un convenio de colaboración con la Comisión Nacional del Agua para el financiamiento de los diplomados Planeación del Manejo de Cuencas Hidrográficas y Sistemas de Información Geográfica. En cuanto a la investigación, se propuso la Maestría Personalizada en Medio Ambiente y la de Ciencias Ambientales.

Del 20 de febrero de 2003 al 31 de enero de 2004, en sustitución del M.C. José Guadalupe Ruiz Salazar, el H. Consejo Departamental designa al M.C. J. Antonio Maldonado Estrella como Jefe Interino del DEIS, en cuya gestión se logró lo siguiente: Se inició la Autoevaluación Diagnóstica para la acreditación de las carreras. Se logró un aumento importante de la matrícula con respecto a años anteriores para las dos carreras: IAES en un 100% y en IRNR en un 50%.

El 2 de febrero de 2004, es tomada la protesta al actual Jefe electo del Departamento de Suelos, Dr. David Cristóbal Acevedo. Como parte de su Programa de Trabajo, hasta agosto de 2004, se han llevado a cabo las siguientes actividades: Se impulsó la autoevaluación y evaluación externa para lograr la acreditación de las carreras; hacer eficiente el desempeño administrativo, académico y de investigación. Se impartieron conferencias a la Comunidad de Suelos sobre problemas de drogadicción y alcoholismo y a profesores sobre autoevaluación. Con el objetivo de subsanar algunas deficiencias académicas de los alumnos de 7º año, se han impartido talleres en diferentes temáticas. Se participó en la justificación administrativa para lograr que se asignaran al Departamento 2.5 millones de pesos para equipamiento y 800 mil pesos para obra pública, que serán utilizados en la remodelación del lobby del Departamento, Laboratorio Central Universitario, Biblioteca Departamental y Sala de Exámenes Profesionales; dichos recursos deberán ejercerse durante el año 2004. Se logró conformar el catálogo de instancias receptoras para estancias preprofesionales para los alumnos de sexto año de ambas carreras.

Fuente: http://www.departamentodesuelos.com/

 

Ir atrás

Ir a la página principal.

Escríbenos: anech.ac@gmail.com

© 2011. Algunos Derechos Reservados. Asociación Nacional de Egresados de Chapingo "ANECh"
Presidente de la ANECh: Tel. 595-952-1558, del DF 5133 1108 ext. 1558. Fax: 595-952-1660.  
Oficinas centrales de la ANECh: 595-952-1500 Ext. 5800. Calle 22 de Febrero No. 4B, Colonia Marte R. Gomez, Chapingo, México